martes, 22 de abril de 2014

18. DE FUENMAYOR AL EBRO Y VUELTA POR LA RAD



8, 5 kms y 132 metros de ascensión desde el punto más bajo junto al Ebro (388 m) hasta el más alto en la loma de la Rad (520 m). 1 hora 40 min. Realizado el Sábado Santo, 19 de abril del 2014 con sol y brisa de cierzo. Aquí el track

Muchas fotos, así que breves comentarios. Dejamos el coche junto a la ermita del Cristo, en el lado derecho del río del Cristo que enseguida recoge por su izquierda las aguas del río Mayor. A partir de ahí no sé cómo se llama el río. Como tampoco sabemos cómo se llamará esta supercalle trazada en medio de la nada que encontramos a nuestra derecha con una extraña superrotonda de diseño a modo de encuentro (!!!).

  
Pasado el primer susto, viene el segundo... despilfarro: las vallas de madera del sendero (ahhhhhhh). Qué bien, qué bien, para no caernos (!).


Una pequeña caseta de adobe en el borde del camino casi en estado de ruina despierta nuestra nostalgia por tiempos mejores (al menos en lo arquitectónico):


En las viejas huertas junto al río, otro de los nuevos disparates agrícolas de La Rioja: plantaciones de viñedo donde tendría que haber hortalizas:


El monumental paso del río y del camino bajo la vía, nos consuela y reconcilia con la humanidad (km 2,5):


Y la enorme y plácida lámina de agua del Ebro entre La Puebla de la Barca y el Cortijo que veníamos buscando, nos hace la boca agua pensando en recorrerla en kayak este mismo verano (el año pasado me enteré de que en La Puebla han puesto un pequeño negodio de alquiler !!!). 



La fealdad del merendero que hay al otro lado del monumental paso bajo la vía me saca otra vez del encantamiento, ayyyy


Pero enseguida me repongo mirando hacia la antena de El Cortijo y viendo una casita en medio de las viñas que humaniza con su sencilla arquitectura el espléndido paisaje.


Cuando nos acercamos a ella vuelve a irse el encantamiento porque sus dueños la tienen abandonada y echa una m.... (igualito igualito que las del cantón de Neuchatel...!)


Cruzamos las vías sin haber visto pasar un tren en todo el rato que duró el paseo. Igualito igualito que.. ¿Cómo es posible que la gente tenga miedo a los pasos de la vía? ¿Cómo hacer para que te pille un tren si durante una hora no pasa ninguno?


A continuación enfilamos hacia la loma de la Rad por una magnífica vaguada de viñedos:


Y siguiendo la ruta marcada para no perdernos (hay unos cuantos cruces y varias posibilidades de variantes) acometemos la pequeña ascensión a la loma:


Desde el borde que mira a Fuenmayor se tiene una estupenda vista aérea del pueblo y sus alrededores:


Bajando hacia el pueblo pasamos por otro punto arquitectónico singular: el campo de tiro La Raposa, con construcciones variopintas y de alucine, cine.


Cruzando entre pequeñas bodegas y pabellones llegamos al asfalto y allí al final de la tapia, al coche:


Y colorín colorado, este estupendo paseo se ha acabado. Pónganse la vacuna contra la fealdad y el despilfarro y no dejen de hacerlo porque alguno de sus momentos valen la pena. Y los ocho y medio kms de buen paseo, siempre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario